¿Es la de Alex Cabrera la mejor temporada de la historia?

¿Es la de Alex Cabrera la mejor temporada en la historia de la LVBP? Como con cualquier pregunta de ese tipo, la respuesta dependerá de cómo se enfoque y de una carga de subjetividad importante. ¿La mejor entre todos los peloteros, incluyendo lanzadores? ¿La mejor para peloteros de posición? ¿La mejor sólo entre bateadores? Por razones de simplicidad, y porque siempre es difícil mezclar peras (pitchers) con manzanas (bateadores), voy a excluir a los lanzadores de esta historia. ¿Por qué? Porque es mi lista. Tampoco voy a considerar la actuación defensiva. ¿Por qué? Porque en Venezuela no hay números defensivos y es irresponsable ver hacia atrás y empezar a evaluar a gente que, para empezar, nunca vi jugar. Por eso me voy a limitar a bateadores. De más está decir que lo que aquí se escribirá es mi opinión. Usted tendrá la suya. Podemos coincidir o no. No pasa nada. ¿Es la mejor entonces? Veamos. Primero, sus números. CA            H            2B            3B        HR           CI            BB         AVG            OBP            SLG            OPS 37            69            11            0            19            51            25         .411            .498            .815            1.313 En estos momentos, Cabrera lidera los tres departamentos que conforman la Triple Corona ofensiva: average, jonrones y empujadas. Nadie, en los más de 60 años de historia que tiene la LVBP, ha ganado la Triple Corona. Si completa la trifecta, primer punto a su favor. Su average es de .411 puntos. Con menos de dos semanas por jugar, no luce para nada imposible que se mantenga por encima de ese potro. En la LVBP hay gente que ha dejado average igual o superior a .400 en una zafra. Con al menos 100 turnos, son siete nombres, incluidos Víctor Davalillo (tres veces), Bob Abreu (2) y Juan Rivera (2) que lo lograron en más de una oportunidad. Pero Cabrera tiene 168 veces al bate. Sólo Davalillo (60 hits en 150 turnos para .400 exactos en la 62-63) y Dave Parker (65 en 162 turnos para .401 en la 76-77) tocaron ese average con no menos de 150 veces al bate. Y con mucho respeto por las temporadas de Parker y Davalillo, entendiendo además que son épocas distintas y que probablemente entonces había mejor pitcheo, esta campaña de Cabrera es mejor. Parker tres jonrones y cinco dobles. Davalillo 16 dobles y cuatro jonrones. Cabrera tiene 19 y 11. Son 30 extrabases del Samurai contra 19 de Parker y 23 de Vitico. Otro punto para Cabrera. El 38 de La Guaira tiene .815 de slugging. En la Liga Venezolana de Beisbol Profesional nunca ha habido un bateador con slugging de .800 en una campaña en la que haya tomado al menos 150 turnos. Es más, tampoco se puede encontrar uno con slugging de .700. El promedio de embasado del pelotero de Caripito, antes de la jornada del viernes, era .498. En esa fantástica página que es Purapelota.com.ve sólo pueden encontrarse los promedios de embasado completos desde la temporada 2005-2006, básicamente porque no existen a disposición del público en ningún otro lado. ¿El más alto OBP desde entonces? El .478 de Gregor Blanco en la 2011-2012. La falta de datos también nos limita en el OPS (OBP más SLG), pero si limitamos la búsqueda entre la 2005-06 y la campaña pasada, hay sólo dos OPS superiores a 1.100. Tom Evans con 1.152 en esa 2005-06 y Pablo Sandoval con 1.124 en la 2008-2009. Nadie ha tocado los 1.200. El de Alex Cabrera amaneció hoy en 1.313. Con esta de Cabrera, ya hay 28 casos en la LVBP de peloteros que dieron al menos 30 extrabases en una misma temporada. El líder es Pete Koegel con 39 en la 73-74. ¿Hay en esa lista alguien con un average de .350 o más? Uno sólo, Koegel, con .350 exacto. ¿Alguien tuvo slugging de .700? Ya lo decíamos arriba, nunca ha pasado. Los 39 extrabases, entre ellos 18 jonrones, y .350 de average ponen a Koegel como un serio rival. Gracias al Registro del Beisbol Venezolano sabemos que en esa campaña 1973-74, sabemos que el pelotero del Caracas tomó 37 boletos. No conocemos sus elevados de sacrificios, pero usando sólo las bases por bolas podemos ubicar su OBP en .436. No es exacto, pero es una referencia. Eso le da un OPS aproximado de 1.107, 200 puntos por debajo de Cabrera. Comparemos ahora a Cabrera con los que, como él, han dado 19 jonrones. El primero fue Bob Darwin en la 1972-73. Bateó .340, tuvo slugging de .686 y OBP de .405 (estimado) para un OPS de 1.091. Baudilio Díaz en la 1979-80, cuando pegó sus 20 jonrones, terminó con .308avg, .623slg, .371 de OBP para OPS de .994. Esa misma línea, pero para Cecil Fielder en la 1985-86, fue .289, .579, .383 y .962. Roberto Zambrano en la 2001-02 cerró el año con .306, .665, pero en su caso no tenemos los boletos disponibles para calcular el OBP y el OPS. De todas formas, para que con ese slugging de .665 su OPS fuese superior al de Cabrera su OBP ha tenido que ser de .648. Complicado llegar tan alto. Y otro último dato. El slugger de Tiburones, a quien hemos visto una y otra vez llevar batazos a la parte derecha y olvidarse de buscar cuadrangulares todo el tiempo, se ha ponchado solamente 28 veces esta temporada. Hasta esa temporada, el único jugador que en este circuito dio 15 o más jonrones y se ponchó menos de 40 veces fue Evan Gattis. El año pasado el importado de las Águilas sacó 16 pelotas y abanicó la brisa en 30 ocasiones. Decía arriba que cada quien podrá llegar a conclusiones distintas y que hay mil factores más que considerar. Alguien podría argumentar que Koegel puso esos números en una temporada en la que la efectividad colectiva de la LVBP fue 3.78. La de este año es 4.74. Es evidente que Cabrera está enfrentando a un pitcheo más débil. En aquella época tampoco se daban tantos bambinazos como ahora. Si los números de ambos fuesen parecidos, es probable que hubiese escogido a Koegel. Pero no lo son. No están ni cerca. La diferencia en los distintos promedios, todos a favor de Cabrera, es demasiado abrumadora. Foto AVS Photo Report