Visión Deportiva // Fernando Arreaza

Tras seis semanas ya el campeonato cumplió su primera mitad, por lo que es propicio revisar quiénes son las principales figuras que se proyectan hacia los diversos premios individuales. Más Valioso: hay varios candidatos con números destacados, como Mario Lisson de los Navegantes, colider en remolcadas con 31, segundo en jonrones con 9 y si bien su promedio al bate no es muy destacado (248), cuando ha tenido compañeros en posición anotadora elevó su rendimiento con average de 345. La campaña de Jesús Aguilar de los Leones también resalta pues es líder en vuelacercas con 10, colider en impulsadas con 31, su average es un destacado 315 y su ops está en 959. En estos dos casos sus actuaciones han sido vitales para sus equipos. En los Tiburones encontramos a dos bateadores con buenos promedios y excelente producción en los casos de Alex Cabrera y CJ Retherford. Pero si nos vamos a quedar con alguien como el MVP de la primera mitad sería con Corey Aldridge de los Caribes. Si bien en este equipo todo el mundo batea, lo de Aldridge es sobresaliente, pues hasta el domingo su promedio estaba rondando los 400, su porcentaje de embasado se estacionaba en un increible 504 y ademås estaba entre los mejores en jonrones con 7, dobles con 9 y tanto en anotadas como remolcadas con 25. Su campaña a mi entender, es la más completa del torneo. Lanzador del Año: es el premio más sencillo pues los números de Mitch Lively de Magallanes son los mejores por mucho. Está invicto con 5 victorias, tiene la mejor efectividad con un microscópico 1.25 y además es el lanzador con más entradas trabjadas con 43.1. Si bien su relación ponches/boletos es un discreto 31 por 20, ya en su más reciente labor logró 8 abanicados por solo 2 bases por bolas. Adicionalmente en una campaña en la cual los equipos han utilizado su relevo en exceso, Lively le ha permitido a Luís Sojo descansar un poco ese departamento, pues solo una vez en sus 7 inicios no trabajó al menos 5 entradas, en 3 acasiones completó 7 episodios y en las otras 3 avanzó al menos hasta el sexto tramo, único abridor en la liga en lograr tal cosa. Los otros dos candidatos, bastante distantes por cierto, serían los zurdos Roy Merritt y Eric Berger, de Aguilas y Bravos respectivamente. Novato del Año: los Tiburones tienen probablemente a los dos mejores exponentes en Luis Sardiñas y Carlos Sánchez, quienes de paso se han combinado para brindar una dupla para iniciar la alineación litoralense, que le ha dado gran dinamismo a la ofensiva. Sardiñas es colider en hits con 45 (igualado con Aldridge), pero Sánchez no se queda atrás con 41. El primero batea para 363 y el segundo para 357. Sánchez tiene 2 anotadas más 25 por 23 y 1 remolcada más 17 por 16. Tal vez, la mejor defensiva que ha exhibido Sánchez custodiando la segunda base, haría que me incline por él. Otros novatos destacados han sido Rougned Odor de los Navegantes, Breyvic Valera de los Bravos, Silvino Bracho de las Aguilas y hasta lesionarse el receptor de los Leones Carlos Pérez, igualmente despuntaba. Regreso del Año: me inclino por esperar qué pueda ocurrir en la segunda parte de la campaña y por lo pronto declarar desierto este galardón, pues no observo a alguien con suficientes méritos. José Ascanio de los Leones, por una etapa lucía buen candidato, pues en un momento comandó la liga en salvados, pero se lesionó y en los casos de Bob Abreu y Ugueth Urbina, también de Caracas, todavía sus retornos no tienen el suficiente impacto. Manager del Año: no hay para donde agarrar, Alfredo Pedrique estaría repitiendo este galardón y no solo es que Caribes tiene el mejor record, sino que da gusto ver jugar al conjunto anzoatiguense. Hasta nuestro próximo encuentro... Foto: AVS Photo Report Alejandro van Schermbeek