Hudgens otra vez en la mira

Leones del Caracas Por Efraín Ruiz Pantin. November 15 de 2013 04:50 pm

El gran amigo y colega Fernando Álvarez, que sufre como pocos con el andar de los Leones del Caracas, está indignado con Dave Hudgens. Tanto, que anoche tras la derrota ante las Águilas sugirió esto:

  A Fernando le aprecio y le respeto muchísimo. Quizás porque en la mayoría de las ocasiones tenemos puntos de vistas encontrados y terminamos enfrascados en una discusión. Este es uno de esos casos. Asumamos que Dave Hudgens efectivamente no es buen manager. Perfectamente posible, aunque hay que recordar que ya ganó un campeonato con el Caracas en la 2009-2010. Pero no importa, digamos que no es bueno. Anoche no tuvo una buena jornada, por ejemplo. Tocar la bola para empatar siendo visitante, dejar batear a Jesús Sucre (.143/.143/.172) en la novena entrada con el juego empatado, un bateo y corrido con un pelotero que se ha ponchado 21 veces en 26 juegos (Danny Dorn). Hay quien pidió un boleto intencional para Freddy Galvis en el décimo inning con la de perder en tercera, pero después venían Pirela y Mejía, así que no estoy seguro de que esa era la salida. Pero ustedes entienden. Asumido eso, pónganse la mano en el corazón y responda lo siguiente: ¿es Hudgens el mayor responsable de lo que está sucediendo con el Caracas? ¿Ese récord de 13-16 y las nueve derrotas en los últimos 11 juegos lo tiene a él como principal factor? En esos 11 encuentros, apuntaba el colega Ormuz Sojo, el pitcheo del Caracas tiene 5.73 de efectividad. Los abridores no suelen pasar del quinto inning, el relevo intermedio ha estado poco efectivo y uno de los pitchers que funcionaba, Collin McHugh, se marchó. En noviembre, el equipo batea .219 y tiene un promedio de embasado de .303. La situación con corredores en posición anotadora es peor. Han dejado 87 hombres anclados en esa situación y sólo han pegado 14 hits en 90 turnos (.155). En seis de esas últimas nueve derrotas el equipo ha fabricado una o dos carreras, no más. El lineup de anoche, por ejemplo, estaba liderado por Hernán Pérez, con apenas dos encuentros en el país. Le seguía Alex González (tres juegos). J.D. Martínez, el cuarto bate, seis juegos. Eric Thames, cinco juegos. Jesús Galindo, tres juegos. Es verdad, Hudgens hace el lineup. ¿Y qué tantas otras opciones tiene? Todos esos peloteros están, por así decirlo, en spring training. Ninguno tiene una semana jugando, porque todos están recién llegados. Carlos Rivero estaba bateando y lo cambiaron a Bravos. A mi me gustó el cambio, pero es una realidad que le quitaste una pieza. Lo mismo pasará seguramente con Jesús Guzmán, Franklin Gutiérrez y Gerardo Parra. Por más estatus que se tenga, lo normal es que los bateadores necesiten un tiempo para entrar en forma. Esperen también algo parecido con los relevistas importados recién anunciados. Por eso los entrenamientos de Grandes Ligas duran mes y medio. Decir que la temporada venezolana es muy corta y que no hay comparación es un argumento sin validez. Los peloteros no son máquinas, que se prenden y se apagan y se vuelven a prender. Un calendario más corto no cambia eso. ¿Todo eso pesa menos que el carácter y la forma de dirigir de un manager? Lo siento, ahí no me anoto. Leones no está así por culpa de Hudgens.