Vizquel impartió sus primeras lecciones

Leones del Caracas Por admab. November 01 de 2013 12:52 am

[caption id="attachment_406" align="alignleft" width="300"]Cortesía El Universal Cortesía El Universal[/caption] Redacción El Abonado Omar Vizquel regresó hoy al estadio Universitario con el uniforme que lo inmortalizó en la LVBP, aunque esta vez lo hizo como coach. "Creo que fue más que todo una reunión familiar", dijo el extorpedero de 46 años de edad, que trabajó ayer por primera vez como técnico en Venezuela. El ganador de 11 Guantes de Oro saltó temprano al parque de la UCV para observar a los campocortos coger rollings, y impartió sus primeras lecciones a Eugenio Suárez, una de las promesas de la divisa. "Es difícil llegar un día y ver los detalles, pero hablamos sobre unas cositas que puede corregir", indicó. Vizquel fue presentado ante los jugadores por el propio manager Dave Hudgens. "Les dije que pocas veces uno tiene a un tipo como él como coach, por toda la experiencia y el éxito que tuvo en las Grandes Ligas", dijo el estratega. "Ojalá lo aprovechen, porque fue un buen tocador de pelota, conectó muchos hits y ganó muchos Guantes de Oro". El extorpedero dijo que además de corregir los detalles que vea en los infielders, Hudgens le asignó mejorar el corrido de bases y aumentar la cantidad de bases robadas. "Si uno es agresivo y llega de primera a tercera con una jugada, puede hacer diferencia en el marcador", advirtió Vizquel. "Además, creo que aquí no se ha aprovechado el tema de las bases robadas porque hay muchos toleteros, pero es algo que podemos mejorar". El caraqueño dijo que no sintió nostalgia cuando se uniformó para trabajar en un rol distinto al que desempeñó durante años. Aunque sí confesó que le sorprendió ver al puñado de guacamayas que sobrevolaron por el Universitario durante la práctica. "Cuando yo jugaba aquí, solo había unas palomas blancas y tortolitas", recordó sonreído. "Fue placentero ver eso". Vizquel estará durante un mes con el club, así que no espera ser el factor diferenciador. "No puedo dejar un legado en un mes, pero si se llevan una o dos cositas de mí, estaré contento", concluyó.