Pinto no deja de preguntar

Tigres de Aragua Por Redacción El Abonado. November 19 de 2013 03:24 pm

Josmil Pinto es un pelotero en pleno crecimiento. Con 24 años de edad, el carabobeño debutó esta temporada en las Grandes Ligas con los Mellizos de Minnesota, equipo que lo tiene en la mira para que sea su receptor de todos los días con el paso de Joe Mauer a la primera base. Sin embargo, para que esto ocurra, Pinto debe mejorar su desempeño detrás del plato, ya que su ofensiva esta ahí. Con la misión de ser un receptor más solvente, el bengalí busca aprovechar nuevamente estar al lado de Guillermo Rodríguez, con quien ha compartido las últimas tres zafras, así como a Guillermo Quiroz, quien llegó este año a la organización. “Tener dos Biblias de la receptoría a mi lado me será de mucha ayuda”, confesó el nativo de Valencia que vio acción en 21 juegos con los Mellizos. “El año pasado pregunté bastante, pero este año lo haré más. No me importa que me digan fastidioso”. A muchos, el trabajo de enseñar no se les da. Sin embargo, para Quiroz poder ayudar a jóvenes como Pinto es toda una satisfacción personal. “Es una cosa muy bonita poder impartir la experiencia de uno a los muchachos que están comenzando”, apuntó quien cuenta con 15 años de experiencia en la pelota rentada nacional y nueve en las Grandes Ligas. “Una persona que quiera aprender en la pelota no se encuentra todos los días. Por eso no molestan cuando tienen alguna duda”, prosiguió. Junto a Rodríguez, su homónimo, Quiroz ya comenzó a trabajar en mejorar algunas aspectos que ayuden a Pinto con su labor detrás del plato. “Los primeros días Guillermo le estuvo hablando unas cosas de cómo recibir mejor”, dijo. “Yo luego le comenté algunas cosas que podría hacer para llamar mejor los juegos de pelota”. El incentivo de Quiroz por ayudar no nació de la nada. El careta, quien está viviendo una gran zafra ofensiva con los Tigres al promedias hasta ayer .396 con el madero, comentó: “Todo comenzó cuando la gente como Eduardo Pérez, Heberto Andrade, el mismo Henry Blanco, le dieron consejos a uno. Ahora uno desea hacer lo mismo”.